Visita Salamanca con un guía oficial. Los guías turísticos somos el mejor medio para conocer una ciudad. Visitas diurnas y nocturnas. Visita monumental y recorridos temáticos: ruta literaria, ruta de leyendas, ruta universitaria, ruta de tapas... Descubre la magia de una ciudad única declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
DESCUBRE LA MAGIA...


sábado, 22 de junio de 2013

MAGIA Y LEYENDAS EN LA NOCHE DE SAN JUAN

No hace tantos años, se hacían muchas hogueras en Salamanca. Los jóvenes iban por las casas recogiendo todos aquellos trastos viejos que la gente quería tirar y con todos ellos formaban la hoguera. Todo ello se colocaba de forma que ardiera bien, se intentaba que fuera la mejor, la que más alto ardía, la que tardaba más tiempo en apagarse... No hace tanto años, donde hoy está la biblioteca Torrente Ballester no había nada construido, allí se hacían varias hogueras. También recuerdo haber ido con mis hijos a ver la que se hacía en el jardín que hoy está junto al Multiusos Sánchez Paraíso, recuerdo que se hacía una muy grande allí. 
Hoy todo tiene que estar controlado, la ciudad ha ido creciendo y dejando menos espacios con posibilidad de hacer hogueras, cada vez menos... La hoguera "oficial" del ayuntamiento se hará en el Zurguén, en colaboración con dicho barrio, y como manda la tradición se encenderá a las doce de la noche. Se puede llevar cartón, papel o madera, nada más. Los bomberos y la policía local controlarán todo el material depositado.
Y como siempre, para muchos, la duda... ¿Es la noche del 23 al 24 o es el 24 por noche?
Pues es la noche del 23 al 24 (domingo por la noche), es decir, justo a las doce de la noche cuando comienza el día de San Juan.

La noche de San Juan siempre ha sido una noche mágica, se considera la gran noche del amor, los oráculos y la adivinación. Se dice que esa noche se abren las puertas que nos comunican con el más allá. 
Midsommar en Suecia, Foguerias de Sao Joao en Portugal, Jonsok en Noruega, Midsummer en el Reino Unido, las hogueras de San Juan en España... Se pierden en la noche de los tiempos todas las fiestas y tradiciones relacionadas con el fuego en todo el mundo en la noche de San Juan.
En numerosas ocasiones, estas celebraciones están relacionadas también con el solsticio de verano. Es el triunfo de la luz sobre la oscuridad. El fuego tiene una gran importancia como símbolo purificatorio y de renovación ya que se quema todo lo viejo. También se tiran a la hoguera papeles en los que se escriben deseos. Quizá deseos inconfesables, posiblemente deseos que no te atreves a decir, pero que están ahí, dentro de ti. Escribes tu deseo en un papel y es como si lo gritaras al mundo... pero nadie puede oírlo. Lo tiras al fuego y deseas que se cumpla... o que tu deseo se queme en el fuego y se olvide...
La tradición dice que hay que saltar las hogueras varias veces para tener buena suerte, y si saltas con tu pareja tendrás felicidad para siempre.
Antiguamente se pensaba que había que encender hogueras para dar más fuerza al sol, ya que a partir del solsticio de verano los días son cada vez más cortos.
De una manera o de otra se realizan rituales mágicos en todo el mundo, aunque lamentablemente muchos se han ido perdiendo. En Tenerife, todavía hoy, los guanches realizan el baño de las cabras en el Puerto de la Cruz. 
En numerosos pueblos y ciudades hay leyendas como la de la mora que aparece en la noche de San Juan; en Salamanca también.
Hoy solo conservamos en la ciudad una pequeña parte de la muralla, pero se extendía por lo que es hoy la avenida de Mirat, Paseo de Carmelitas, Paseo de San Vicente, Rector Esperabé y Canalejas. En el paseo de Carmelitas estaba una de las puertas de la muralla, la de Villamayor.
Cuenta una vieja historia que la mora Zoraya estaba celosa de una cristiana de la que creía se había enamorado su dueño y señor. Una noche de San Juan, en un ataque de celos la hirió en el pecho y arrastró su cuerpo ensangrentado hasta que murió. 

Entonces la condenaron,
Los ángeles de los cielos,
A hilar el copo de oro
De los cabellos sangrientos

Y todas las noches de San Juan, se la podía ver en el torreón de la puerta de Villamayor

Triste y solitaria, cabellos torciendo,
De San Juan al alba, llorando y muriendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario