Visita Salamanca con un guía oficial. Los guías turísticos somos el mejor medio para conocer una ciudad. Visitas diurnas y nocturnas. Visita monumental y recorridos temáticos: ruta literaria, ruta de leyendas, ruta universitaria, ruta de tapas... Descubre la magia de una ciudad única declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
DESCUBRE LA MAGIA...


miércoles, 12 de junio de 2013

SAN JUAN DE SAHAGÚN: UNA FIESTA VENIDA A MENOS

Hace tiempo, alguien me dijo que debíamos ser la única ciudad que no tiene un santo propio, la verdad es que nunca lo había pensado... Así era en aquel momento, aunque hoy ya no podría decir eso, puesto que tenemos una santa salmantina, la madre Bonifacia, que vivió en el siglo XIX, fundó las Siervas de San José y fue una gran defensora de la mujer trabajadora ¡En el siglo XIX! Ya hemos hablado algo de ella (podéis verlo pinchando aquí)
El patrón de la ciudad no es salmantino. San Juan de Sahagún nació en Sahagún aunque sí murió en Salamanca. Vivió en el siglo XV. Vino a estudiar a Salamanca, estuvo en el Colegio de San Bartolomé y fue fraile agustino, viviendo en el magnífico convento que estos frailes tenían en la ciudad y del que solo quedan algunos restos. Fue canonizado el diez de septiembre de mil seiscientos noventa y uno.
Celebramos su fiesta el día doce de junio, fecha en la que murió. Sus restos se encuentran en una urna de plata que se encuentra en el lado del Evangelio de la Capilla Mayor de la Catedral Nueva de Salamanca. La urna es del siglo XVII, está sobre una peana del siglo XVIII. En muchas ocasiones fue llevaba en procesión para pedir la protección del santo.

Urna de plata que contiene los restos de San Juan de Sahagún


Se le atribuyen tres milagros: el del Pozo Amarillo, la pacificación de los Bandos y Tentenecio.

Relieve Pozo Amarillo


Milagro del Pozo Amarillo: se cuenta que un niño se cayó a un profundo pozo, San Juan de Sahagún con el cíngulo del hábito consiguió sacarle. Se dice que se fue alargando hasta llegar donde estaba el niño, que así pudo agarrarse a él. Entonces hizo subir el agua y consiguió que saliera. La calle donde se encontraba ese pozo, se llama hoy Pozo Amarillo. En el lugar donde se encontraba el pozo, hay una placa que recuerda en una inscripción este suceso, y por encima, un relieve dentro de una hornacina. 






Milagro de Tentenecio: un toro había entrado en la ciudad y subía por la cuesta que va desde el río a la catedral. Bajaba una mamá con un niño, y San Juan de Sahagún se adelantó y se paró delante del toro. Levantando la mano dijo al toro "Tente, necio" Y se cuenta que el toro se paró. Por ese motivo, la cuesta que sube hasta la catedral se llama Tentenecio.
Pacificación de los Bandos: Salamanca estuvo dividida en dos bandos durante los siglos XIV y XV, con los consiguientes problemas que esos enfrentamientos ocasionaban, siendo algunos de ellos muy conocidos por todos, como el de María la Brava. Se cuenta que San Juan de Sahagún consiguió reunirlos en una casa y no salieron de allí hasta que no se reconciliaron.
Cuenta la leyenda que posiblemente murió envenenado por una mujer enamorada... Algún día contaremos la historia... 
Hoy celebramos su fiesta, con menos fiesta que nunca, supongo que por la crisis...
Quizá por eso, numerosos salmantinos han ido hoy de compras a Valladolid, y muchos han estado en el centro comercial Río Shopping. ¿Por qué lo sé? Sencillamente porque yo soy una de esas salmantinas que estaba en Río Shopping.

No hay comentarios:

Publicar un comentario