Visita Salamanca con un guía oficial. Los guías turísticos somos el mejor medio para conocer una ciudad. Visitas diurnas y nocturnas. Visita monumental y recorridos temáticos: ruta literaria, ruta de leyendas, ruta universitaria, ruta de tapas... Descubre la magia de una ciudad única declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
DESCUBRE LA MAGIA...


domingo, 22 de febrero de 2015

ESCULTURA DE CRISTO FLAGELADO

"Y después de haberlo azotado se lo entregó para que lo crucificasen"
Marcos 15,15

Hace unos días fue Miércoles de ceniza y con él comenzó la Cuaresma. Cuarenta días hasta Semana Santa, así que empezamos una serie de publicaciones sobre las esculturas de la Semana Santa salmantina. 
Hoy hablamos de una de las más importantes y más bonitas de la ciudad: Nuestro Padre Jesús Flagelado. Es una de las obras cumbres de la Semana Santa salmantina, como también lo es otra imagen del mismo artista, de la que hablaremos más adelante, la Piedad. 

Flagelado delante del Palacio de Monterrey antes de llegar a la Plaza Mayor

Se trata de una magnífica talla de Luis Salvador Carmona realizada a mediados del siglo XVIII, concretamente hacia 1760, en madera policromada. Esta talla está actualmente en el altar de Santa Catalina de la iglesia de la Clerecía, aunque procede de la antigua sacristía. En su lugar original,  se encontraba situada en un retablo-cajonera, dentro de una hornacina de espejos, pudiéndose apreciar también la parte de atrás de la escultura.
Representa a Cristo de una forma poco habitual, después de la flagelación, cuando se vuelve para recoger su ropa y volver a vestirse. Por esta postura, también se le llama en Salamanca Jesús torero.
Podemos admirar el estudio anatómico del cuerpo que hizo el artista: las venas, los músculos, las arruguitas encima del ombligo al estar un poco inclinado, las costillas... Su mano derecha es impresionante, parece que tiene vida. Las heridas parecen tan reales... Un día, durante una visita, un señora del grupo dijo "dan ganas de coger Betadine y curarle la herida del codo, parece que se acaba de raspar..."
El Cristo tiene la mirada perdida, con una expresión en su cara, de dolor, de tristeza, de agotamiento...

Cristo Flagelado de Salvador Carmona

Carmona era un experto en esculpir esas imágenes tan dramáticas del barroco, mostrando todo el dolor y el sufrimiento de Cristo durante la Pasión. De esta manera se quería mover la piedad de los fieles, a través del sufrimiento que reflejan las imágenes. 

Publicaciones de Jesús Flagelado en este blog:
.- Procesión Semana Santa 2010 y 250 aniversario

No hay comentarios:

Publicar un comentario