Visita Salamanca con un guía oficial. Los guías turísticos somos el mejor medio para conocer una ciudad. Visitas diurnas y nocturnas. Visita monumental y recorridos temáticos: ruta literaria, ruta de leyendas, ruta universitaria, ruta de tapas... Descubre la magia de una ciudad única declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
DESCUBRE LA MAGIA...


lunes, 7 de diciembre de 2015

CARMUS. III PARTE DEL MUSEO DE CARMELITAS DE ALBA DE TORMES

"Para fundar un convento no es menester más que una campanilla y una casa alquilada"

Con el tiempo, algunos de aquellos conventos que fundó Santa Teresa con tan pocos medios, han llegado a tener una gran riqueza, debido a donaciones de fieles y en algunos casos a obras adquiridas por el propio convento. Ahora podemos ver gran parte de la riqueza que posee el Monasterio de las Carmelitas de Alba de Tormes en el museo Carmus, que sin duda merece una visita.
Después del camarín bajo, la escalera del Duque, el camarín alto y la tumba de Santa Teresa, encontramos en el museo varias salas ordenadas por temas. Hay una sala dedicada a la pintura, fundamentalmente óleo sobre lienzo; dos pequeñas salas con pinturas realizadas sobre cobre. Al pintar sobre un material no poroso, como es el cobre, necesitan una preparación mínima, no absorben los colores, y éstos son más brillantes y luminosos. Además son más pequeños que los lienzos, siendo más fácil transportarlos y también son más resistentes a la humedad.
Otra sala se dedica a los estandartes, donde podemos ver algunos que han llegado desde Cuba, Inglaterra, y distintas zonas de España.
En esta sala se encuentra una magnífica Dolorosa realizada por Pedro de Mena. Viste colores oscuros y tiene una expresión de profunda tristeza, impresiona su mirada. Delante de ella la corona de espinas y los clavos de la cruz de Cristo ensangrentados.

Virgen Dolorosa. Pedro de Mena

En la sala del ajuar conventual podemos ver piezas muy curiosas, como las despabiladeras, que servían para cortar el pábilo quemado de las velas, evitando que produjera quemaduras. Una colección de planchas de hierro, útiles de cocina como peroles, una chocolatera con el asa de madera o una tostadora de latón.

Utiles de cocina: chocolatera, tostadora, peroles


La sala de orfebrería es de una gran riqueza: un magnífico altar de plata del siglo XVIII, numerosos cálices, dos dragones de Fo, custodias, cruces, candelabros... 

Altar de plata y plata dorada

En esta sala está también el birrete de doctora de Santa Teresa, regalado por un grupo de "damas españolas". Es de oro con piedras preciosas: zafiros, rubíes, brillantes, topacios, perlas y esmeraldas. Tiene una inscripción que dice: "Ecce tui pulchra mea, ecce tu pulchra est oculi, tui columbarum"


Birrete de Santa Teresa


Terminamos con la sala de ornamentos, en la que encontramos casullas, capas pluviales, dalmáticas, paños de atril, paños de cáliz, bolsas de corporales y relicarios. Las telas están bordadas en oro y seda de colores con distintos motivos. Con los mismos motivos se bordaban los paños de atril, las bolsas de corporales, y los ternos, es decir, todo a juego.

Dalmática, paño de atril y casulla

Otras publicaciones sobre el museo Carmus:
Todo lo publicado sobre Santa Teresa en este blog pinchando aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario