Visita Salamanca con un guía oficial. Los guías turísticos somos el mejor medio para conocer una ciudad. Visitas diurnas y nocturnas. Visita monumental y recorridos temáticos: ruta literaria, ruta de leyendas, ruta universitaria, ruta de tapas... Descubre la magia de una ciudad única declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
DESCUBRE LA MAGIA...


jueves, 27 de diciembre de 2012

MUSEO DE AUTOMOCIÓN: SALAMANCA EN DOS RUEDAS

Se ha inaugurado una nueva exposición en el Museo de automoción de Salamanca, que se enmarca dentro de los actos del décimo aniversario de su fundación.
En este caso se ha querido rendir homenaje a los coleccionistas del mundo del motor en Salamanca. En la exposición podemos ver más de 60 motocicletas, ubicadas en la sala de exposiciones temporales y en una parte de la planta superior del museo.
La exposición permanecerá abierta al público hasta el día 31 de enero del 2013. Están representadas las marcas más importantes de la época en España y algunas extranjeras que llegaron a nuestro país o fueron fabricadas aquí.
En la sala de exposiciones temporales, en la planta baja se encuentran las motos de uso habitual en carretera.

 Sala de exposiciones temporales


En la foto siguiente vemos una Vespa 125 con sidecar Faysan, (Faudo y Sánchez) una empresa de sidecares de Zaragoza. De este modelo, llegaron a construirse siete de cada diez matriculadas. Spartaco Boldoni, representante de Fiat en España, convenció a Piaggio, amigo suyo y fabricante de las Vespas, para que fabricara estas motos en España. En 1952 nace en España la empresa MOTO VESPA S.A. con el propósito de fabricar la mítica moto Vespa. La N 125 fue la primera en fabricarse un año más tarde. Tuvo un éxito inmediato, porque a finales de año ya circulaban por las carreteras más de cinco mil.


Esta es una Montesa con sidecar. Pedro Permanyer Pigjaner, se dedicó primero a la construcción de gasógenos para vehículos, pero más tarde, consciente de la escasez de vehículos en España, decidió construir motocicletas. Conoció a Francisco Bultó y se pusieron manos a la obra. Al principio fueron copias de modelos franceses, para más tarde diseñar sus propios modelos, llegando a tener gran éxito en competiciones nacionales e internacionales. Esto se tradujo en un gran número de pedidos, que les llegó a resultar dificil atender, debido sobre todo a la dificultad de importar algunas piezas. Permanyer llegó a fundar una bodega que exportaba vino de Rioja, para poder importar con ese dinero algunas piezas.


1944, el italiano Ferdinando Innocenti, empieza a trabajar en un prototipo de scotter, con una línea y mecánica totalmente diferente a la Vespa, llegando a su fisonomía definitiva ocho años más tarde. En 1952, un grupo de industriales vascos crea la sociedad Lambretta Locomociones S.A., bajo licencia italiana, para fabricar sus motocicletas en Eibar. Como curiosidad, podemos decir que en Burgos se batió un récord al subirse 25 personas al scotter.



En la foto siguiente, podemos ver algunas minimotos, situados al fondo de la imagen. A la mayoría nos sorprende que hace más de medio siglo ya se fabricaran. Trataron de evitar los problemas de tráfico de las grandes ciudades. Problemas de tráfico hace cincuenta años... que los había, sí. Pero no creo que se pudieran imaginar en aquella época los problemas de tráfico de la actualidad, incluso en ciudades no tan grandes. Aquellas minimotos se transportaban fácilmente, ya que en la mayoría de ellas el manillar y el sillín se podían plegar.
La de la izquierda, Ducati Mini Marcelino, no era fácil de manejar por tener alto el centro de gravedad debido a las ruedas tan bajas. Se la conocía como revienta rodillas, ya que eran frecuentes las caídas y fracturas de rodilla.
La minimoto de la derecha era conocida como la abejorra, por su manillar en forma de antenas y por el sonido de su motor. Su velocidad máxima era de cuarenta kilómetros por hora.


En la planta superior se encuentran las motos de campo y de competición. La moto de la izquierda, una Ducati 350 Competición, consiguió grandes resultados. Fue preparada en el servicio oficial Ducati de Salamanca. Se desmontó completamente y reconstruída poco a poco aún sigue compitiendo.
La moto del centro es la Norton Manx 500, recibe el nombre de la isla de Man, en el mar de Irlanda, donde se celebra el emblemático campeonato Tourist Trophy. Sigue compitiendo y ganando premios.
La moto de la derecha es la Honda R50 Dream Competición. Bajo el lema The power of Dreams, nace esta emblemática motocicleta diseñada solo para competición.


No hay comentarios:

Publicar un comentario