Visita Salamanca con un guía oficial. Los guías turísticos somos el mejor medio para conocer una ciudad. Visitas diurnas y nocturnas. Visita monumental y recorridos temáticos: ruta literaria, ruta de leyendas, ruta universitaria, ruta de tapas... Descubre la magia de una ciudad única declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
DESCUBRE LA MAGIA...


martes, 27 de mayo de 2014

LA FLECHA. CASA DE RETIRO DE FRAY LUIS DE LEON

Del monte en la ladera
por mi mano plantado tengo un huerto,
que con la primavera,
de bella flor cubierto,
ya muestra en esperanza el fruto cierto.
Fray Luis de León
Oda a la vida retirada

"A cosa de una legua de la ciudad de Salamanca, junto al viejo camino real de Madrid, y a orillas del claro Tormes, se encuentra el deleitoso paraje de La Flecha, cuyo sosiego cantó el maestro Fray Luis de León ” Así hablaba Unamuno de La Flecha en 1902.
Se trata de una finca que tenían los agustinos en Aldealengua, a unos siete kilómetros de Salamanca que tiene su origen en una donación de Fray Pedro Monroy a mediados del siglo XV. 
La finca estaba formada por la casa de descanso de los agustinos, la huerta, viñas, la aceña y el oratorio; así como los establos, corrales, el palomar y las viviendas para los trabajadores. 
De ella obtenían los frailes pescado, frutas y verduras de la huerta y aves, además de servir de descanso durante el verano. Allí se retiró en algunas ocasiones Fray Luis de León, y donde algunos autores dicen que escribió "De los nombres de Cristo" y alguna de sus más célebre poesías, como la Oda a la vida retirada.
La zona fue frecuentada también por Jacinto Benavente y especialmente por Miguel de Unamuno a quien el bello entorno y el recuerdo de Fray Luis inspiraron algunos poemas: 

"De la flecha gozándose en la orilla
un punto te detienes en la presa
que el soto de Fray Luis cantando besa
y con tu canto animas al que trilla"

Así estaba a principios del pasado mes de abril después de la abundante lluvia del invierno. Por encima del molino, se puede ver la parte alta de un chalet que se empezó a construir sobre la aceña sin llegar a terminarse y que estropea el conjunto. Es una verdadera lástima, porque ese chalet se encuentra justo delante del oratorio del siglo XVI. 



La antigua finca de La Flecha está dividida hoy en dos partes por la vía del ferrocarril Salamanca-Madrid y por la carretera de Aldealengua. La parte alta donde se ubicaban la casa de los frailes y la huerta, está hoy parcelada y se han construido chalets. La parte baja es la que está junto al río Tormes. Allí se encuentran los edificios que se conservan de la época de Fray Luis: los establos y corrales, el palomar, el oratorio y la aceña. Como puede verse en la foto los tejados están hundidos y parte de los muros se han derrumbado. Algunos árboles han caído sobre los edificios y la vegetación está invadiendo todo. 




En los años setenta se construyó en la zona una gran piscifactoría que hoy está abandonada y en muchas zonas cubierta de vegetación. Sus restos son lo primero que te encuentras antes de llegar al río y a los edificios que aún se conservan. 


Restos piscifactoria en La Flecha

El edificio de más valor es el oratorio del siglo XVI construido en piedra de Villamayor. Contiguo al oratorio están los establos, corrales y palomar, en cuyo frente se encuentra un pretil de piedra que lleva a la aceña. El oratorio está cerrado con puertas metálicas, no pudiendo accederse a él y un tronco se ha desplomado sobre sus muros por la parte de atrás.

Oratorio de Fray Luis de León en La Flecha

El oratorio fue restaurado a principios del siglo XX por el Duque de Aveyro, quien tuvo en la cripta el panteón familiar. De esa época es la placa de mármol con la inscripción dedicada a Fray Luis de León.


Placa del oratorio de Fray Luis de León en La Flecha

La zona es propiedad privada, aunque no está cerrada. Se puede acceder por la carretera de Aldealengua, ya en el pueblo de Cabrerizos sale un camino a la derecha que a los pocos metros tiene una valla que cierra el acceso, pero al lado continua un camino abierto que lleva a los restos de la piscifactoria, detrás de ella está lo que queda del conjunto y hacia la derecha el río Tormes.
Hace años se solicitó la declaración BIC que no llegó a tramitarse, por lo que se encuentra en un estado lamentable, corriendo riesgo de desaparecer en poco tiempo. Se han llevado sillares, losetas, peldaños de las escaleras... La vegetación se está adueñando de todo.
Ni Fray Luis de León, ni Jacinto Benavente, ni Unamuno, reconocerían lo que es hoy. Mi madre estuvo allí hace años y recuerda la zona muy bonita aún.

Otras publicaciones sobre Fray Luis de León:
.- Fray Luis de León: un fraile muy nuestro

1 comentario:

  1. Acabo de leer el libro "Castilla adentro" de Gaziel, (escritos sobre su viaje en 1953 y publicado en su primera edición en 1959) y en uno de sus capítulos habla del huerto de Fray Luis de León y de La Flecha. Por su descripción del "huerto" que se encontró entonces, no veo mucha diferencia con las fotografías que veo ahora en su blog. Ya estaba en estado lamentable en aquellos años. Al pasar por Salamanca, quiso acercarse hasta La Flecha para ver el huerto y tuvo una gran decepción al apreciar el abandono del lugar.
    Ha sido un placer leer su entrada y ver sus fotografías después de leer el libro.
    Un saludo

    ResponderEliminar