Visita Salamanca con un guía oficial. Los guías turísticos somos el mejor medio para conocer una ciudad. Visitas diurnas y nocturnas. Visita monumental y recorridos temáticos: ruta literaria, ruta de leyendas, ruta universitaria, ruta de tapas... Descubre la magia de una ciudad única declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
DESCUBRE LA MAGIA...


sábado, 17 de enero de 2015

CROQUETAS DE MORCILLA Y PIÑONES

"Por San Antón, media hora más de sol"
Refrán

Pues sí, ya se nota que se hace de noche un poco más tarde.
Ayer me enteré de que se ha declarado el día quince de enero, día de las croquetas. La verdad es, que no entiendo que sentido puede tener... Entiendo otros días para concienciar a la gente de ciertos temas, que a veces se nos pueden olvidar: cáncer, alzheimer, maltrato, infancia... Pero ¿Un día de las croquetas?
Es casualidad, totalmente, pero la receta de hoy es de croquetas. Ya sé que todo el mundo anda ahora intentando hacer comidas light, para compensar excesos de las pasadas fiestas. Pero no solo vive el hombre de judías verdes y cremas de verduras. Y mi marido dice que de guisantes tampoco... ¡Qué mal lleva lo verde!
Llevaba tiempo con ganas de probar estas croquetas. Son de la morcila de piñones típica de Salamanca. Por eso he añadido también piñones a la bechamel. ¡Han quedado buenísimas!

Croquetas de morcilla y piñones

Ingredientes:
.- 1 litro de leche aproximadamente (yo utilizo semidesnatada)
.- 4 cucharadas soperas de harina
.- 1 cucharada sopera de piñones
.- 2 rodajas gruesas de morcilla
.- Huevo, harina y pan rallado para hacer la forma
.- Aceite para hacer la bechamel y freír las croquetas.

Preparación:
.- Ponemos una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, y tostamos los piñones. Reservamos en un plato
.- En la misma sartén, añadimos un poquito de aceite y ponemos la morcilla partida en trocitos, moviendo con un tenedor de madera durante unos segundos. Reservamos en un plato
.- En la misma sartén hacemos la bechamel. Ponemos el aceite, cuando esté caliente añadimos la harina y mezclamos poco a poco. Añadimos la leche y seguimos moviendo despacio, sin parar hasta que tenga la consistencia adecuada.
.- Sacamos a una fuente para que se enfríe, añadimos los piñones y la morcilla que teníamos reservados y mezclamos bien.
.- Cuando se haya enfriado, hacemos la forma de las croquetas y freímos en abundante aceite.

Notas:
.- Para que la bechamel quede más rica, hay que hacerla muy despacio, moviendo lentamente. Es cuestión de paciencia. De esa forma irá espesando sin necesidad de añadir más harina.
.- Se pueden congelar. En ese caso, hay que freírlas en aceite muy caliente, y pocas al mismo tiempo. Siempre sin descongelar.

Otras recetas de croquetas:
.- Croquetas de farinato

Otras recetas con morcilla:
.- Tosta de morcilla y cebolla confitada
.- Tosta de morcilla con mermelada de higos

No hay comentarios:

Publicar un comentario