Visita Salamanca con un guía oficial. Los guías turísticos somos el mejor medio para conocer una ciudad. Visitas diurnas y nocturnas. Visita monumental y recorridos temáticos: ruta literaria, ruta de leyendas, ruta universitaria, ruta de tapas... Descubre la magia de una ciudad única declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
DESCUBRE LA MAGIA...


jueves, 31 de enero de 2013

POR SAN BLAS LA CIGÜEÑA VERÁS...

... y si no la vieres, año de nieves. Eso dice el refrán, aunque hace tiempo que las cigüeñas vuelven a principios de enero, incluso si el otoño y el principio del invierno no han sido muy fríos, hay años que regresan durante las navidades. El día 3 de febrero se celebra San Blas, patrón de los otorrinolaringólogos, y protector de las gargantas. Por eso, en estas fechas ya vemos por las calles a los vendedores de cintas de colores para proteger la garganta. Cuenta la tradición que en Salamanca, tanto en la ciudad como en los pueblos de la provincia, se llevaba puesta en la garganta la cinta bendecida hasta el martes de Carnaval, y se quemaba el míercoles de ceniza. No sé si todavía hoy alguien sigue esta tradición, me refiero a quemarla...llevarla puesta hasta el martes de Carnaval sí.
En la iglesia oriental se celebra la fiesta de este santo el día 11 de febrero. Es el patrón de Paraguay y de Dubrovnik. En esta ciudad se celebra una tradicional fiesta declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO.
¿Por qué es el patrón protector de los enfermos de garganta? Posiblemente se debe a un milagro que cuenta la tradición. Dicen que un niño se atragantó con una espina de pescado y San Blas le salvó, impidiendo que se ahogara.
Parece ser que tenía un don especial para la curación de personas y animales. Éstos, se le acercaban para que les curase, excepto cuando estaba rezando, entonces le dejaban solo.
Hoy he hecho esta foto delante de la iglesia de San Juan de Sahagún, donde había dos vendedores, uno de ellos, muy amable, me permitió hacerla. Le comenté que la iba a publicar en un blog, y me contestó que no le importaba ya que estaba acostumbrado a que le hicieran muchas fotos.



Y aquí vemos a las cigüeñas de la iglesia de San Martín. Otro día hablaremos de ellas...


No hay comentarios:

Publicar un comentario